lunes, 13 de agosto de 2012

UN METODO PELIGROSO







UN FILM INQUIETANTE CON LA VIOLENCIA A PUNTO DE ESTALLAR
UN METODO PELIGROSO
DAVID CRONENBERG DIRIGE A KEIRA KNIGHTLEY, VIGGO MORTENSEN y MICHAEL FASSBENDER

UN METODO PELIGROSO dirigido por el gran cineasta canadiense David Cronenberg. En esta ocasión, el director recurre a la adaptación, como ya hiciera en algunos de sus mejores títulos (“La zona muerta”, “Crash”, “El almuerzo desnudo”, “Una historia de violencia”). El texto elegido es la obra teatral “The talking cure”, de Christopher Hampton —también firmante del guión—, a su vez basada en la novela “A most dangerous method”, de John Kerr. La pieza teatral de Hampton se estrenó con éxito en el National Theatre de Londres. Este film ha recibido los siguientes galardones: Mejor actor (Michael Fassbender) por la Asociación de Críticos de Los Angeles; Mejor actor (Fassbender) por el National Board of Review Awards; Mejor Actor británico del año (Fassbender) por el Círculo de Críticos de Cine de Londres; Premios Genie a la Interpretación de un actor en un papel secundario (Viggo Mortensen), al Diseño de producción (James Mcateer), a la Banda Sonora Original (Howard Shore), al sonido global (Orest Sushko, Christian Cooke), y a la edición de sonido (Wayne Griffin, Rob Bertola, Tony Currie, Andy Malcolm, Michael O’Farrell), otorgados por la Academia Canadiense de Cine y Televisión. Y el Premio Sant Jordi al Mejor actor extranjero (Fassbender) entregado por la Radio Nacional de España (Catalunya).  
Nos encontramos en vísperas de la Primera Guerra Mundial. Entre Zúrich y Viena transcurre una historia, basada en acontecimientos reales, con trasfondo sexual e intelectual que cambiará la dirección del pensamiento moderno. Se trata de las relaciones establecidas entre el incipiente psiquiatra Carl Jung, su mentor Sigmund Freud y Sabina Spielrein, la mujer que se encuentra entre ambos y que el primero de ellos trata como paciente. A este trío se añade Otto Gross, un paciente libertino decidido a traspasar todos los límites. Esta exploración de la sensualidad, de la ambición y del engaño llega a su momento cumbre cuando Jung, Freud y Sabina se reúnen antes de separarse definitivamente y acabar cambiando la dirección del pensamiento moderno.
Con un presupuesto aproximado en 15 millones de Euros, el rodaje se llevó a cabo entre el 17 de mayo y el 29 de agosto de 2010. El mismo se realizó en locaciones del lago de Constanza, al sur de Alemania (en Baden-Wurtemberg, en la frontera con Suiza y Austria), en los estudios MMC en Hürth, Renania del Norte-Westfalia, y en los estudios Babelsberg en Potsdam, Brandeburgo y en Berlín, todas en Alemania. También se hicieron tomas en Viena, Austria y en Zúrich, Suiza.


UN METODO PELIGROSO

FICHA TÉCNICA
UN METODO PELIGROSO
("A Dangerous Method", Canadá - Reino Unido - Alemania - Suiza - Francia, 2011)
Dirección: DAVID CRONENBERG. Producción: JEREMY THOMAS, MARTIN KATZ, MARCO MEHLITZ. Producción ejecutiva: KARL SPOERRI, MATTHIAS ZIMMERMANN, PETER WATSON, STEPHAN MALLMANN, THOMAS STERCHI. Guión: CHRISTOPHER HAMPTON; basado en la novela “A most dangerous method” de JOHN KERR y la obra de teatro “The talking cure” de CHRISTOPHER HAMPTON. Fotografía: PETER SUSCHITZKY. Música: HOWARD SHORE. Montaje: RONALD SANDERS. Diseño de producción: JAMES MCATEER. Dirección artística: ANJA FROMM, FRANCES SOEDER, NINA HIRSCHBERG, SEBASTIAN SOUKUP. Vestuario: DENISE CRONENBERG. Maquillaje: BARBARA KICHI, NADIA HOMRI, STEPHAN DUPUIS, ULRICH RITTER. Sonido: MICHAL HOLUBEC, REINHARD STERGAR, ROB BERTOLA. Efectos especiales: NORMAN ERNST, ROLF HANKE. Efectos visuales: ANDY CHAN, CHRIS ROSS, JEREMY DINEEN, WOJCIECH ZIELINSKI. Duración: 99'. Distribuye: GIJEF S.A.
Intérpretes: KEIRA KNIGHTLEY (Sabina Spielrein), VIGGO MORTENSEN (Sigmund Freud), MICHAEL FASSBENDER (Carl Gustav Jung), VINCENT CASSEL (Otto Gross), SARAH GADON (Emma Jung), WLADIMIR MATUCHIN (Nicolai Spielrein), ANDRÉ HENNICKE (Profesor Eugen Bleuler), ARNDT SCHWERING-SOHNREY (Sandor Ferenczi).


ENTREVISTA A DAVID CRONENBERG (15-03-43. Toronto, Ontario, Canadá)

Tu carrera sigue llena de personajes turbadores.
Sí. Los personajes de esta historia fueron muy perturbadores en su momento histórico y el momento en el que vivían. En general, no tengo reglas cuando escojo un proyecto, me dejo llevar por mi instinto; de hecho, cuando leí la obra de Christopher Hampton no estaba buscando una película, pero según fui descubriéndola me pareció tremendamente interesante poder explorar cinematográficamente la vida de Sigmund Freud, todo un icono de la vida intelectual del siglo XX.
Freud unía el sexo a buena parte de los trastornos mentales.
La verdad es que Freud fue cambiando sus ideas sobre la sexualidad. Vivió una época de mucha represión sexual, y muchos de los pacientes que iban a verle eran víctimas de esa represión; así, es lógico que sexo y problema estuvieran unidos. Puede parecer en la película que Freud es un tipo muy dogmático, pero en realidad no es así; de hecho, escribió un libro titulado “Más allá del principio del placer” en el que trataba la relación entre muerte y sexualidad, a raíz de una conversación que tuvo con Sabina Spielrein.
Tercera colaboración con Mortensen, además. ¿Te sigue sorprendiendo como actor?
En realidad creo que soy yo el que en esta ocasión le ha sorprendido a él ofreciéndole este papel, porque él creía que no iba a poder hacerlo. Es increíble cómo ha cambiado su rostro con una prótesis en la nariz y unas lentillas. Eso me recuerda que en el cartel español los ojos de Viggo no son del mismo color que en la película, es un error curioso; de hecho, él estaba un poco molesto por ello. En otros países en el cartel tiene los ojos oscuros. Además, ganó doce kilos para la película, se ha entregado mucho, es fantástico. Confiamos mucho el uno en el otro.
UN METODO PELIGROSO une la exquisitez formal de tus últimos trabajos con temas recurrentes de tu carrera, como una carga intelectual y sexual muy potente. ¿Marca un retorno a los inicios de tu filmografía?
Cuando me embarco en un proyecto no pienso en lo que he hecho hasta ahora, acepto las cosas tal y como vienen. Dicho esto, es cierto que lo primero que rodé en mi vida fue un corto de siete minutos, “Transferencia”, sobre un médico y su paciente. Visto así es como un círculo que se cierra; pero si hiciese mil películas, podrían ser todas distintas. Sexo, muerte, locura, familia… son temas recurrentes, importantes e interesantes, los mismos griegos los trataban con asiduidad. No soy una persona obsesiva, no estoy obsesionado con ningún tema en concreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada