lunes, 5 de marzo de 2012

HABEMUS PAPA







UN DRAMA CONTEMPORÁNEO CON HUMOR REFLEXIVO, IRÓNICO Y SURREALISTA
HABEMUS PAPA

CON EL GRAN MICHEL PICCOLI PREMIADO CON EL NASTRO D’ARGENTO EUROPEO


El film HABEMUS PAPA dirigido por el inefable Nanni Moretti, realizador italiano recordado por notables películas como “Basta de sermones”, “Caro diario”, “La habitación del hijo” y, entre otras, “El caimán”. Este es su decimoprimer largometraje de ficción y ha sido rodado entre el Palacio Farnese, sede de la Embajada de Francia en Roma, y la Academia francesa de Villa Medici; a su vez la capilla Sixtina y la Sala Regia han sido reconstruidas en Cinecittà. El presupuesto total de la película ha sido de ocho millones de euros. Esta película, que cuenta con una gran labor del comediante parisino Michel Piccoli, ha recibido el Premio al Mejor film de los Globos de Oro de Italia. Y el Nastro d’Argento Europeo a Michel Piccoli como mejor actor, y seis Nastri d’Argento al mejor director, mejor argumento original, mejor fotografía, diseño de producción, vestuario y producción,  entregados por el Sindicato Nacional de los Periodistas y Críticos Cinematográficos Italianos.
Después de la muerte del Papa, el Cónclave se reunió para elegir a su sucesor. Son necesarios varios votos antes de que se eleve el humo blanco. ¡Al fin se eligió a un cardenal! Pero los fieles que se han congregado en la Plaza de San Pedro esperan en vano la aparición en el balcón del nuevo pontífice. El recién elegido Papa sufre un ataque de pánico justo antes de aparecer en el palco-ventanal. Este último no parece estar preparado para soportar el peso de tal responsabilidad. ¿Es angustia? ¿Depresión? ¿Miedo a no estar a la altura? El mundo entero pronto será presa de la inquietud, mientras que en el Vaticano, se buscan soluciones para superar la crisis. Sus consejeros, incapaces de convencerle de que es el hombre adecuado para el trabajo, buscan la ayuda de un reconocido psicoanalista que, por otra parte, es ateo. Sin embargo, el miedo a la responsabilidad que ha recaído sobre él es algo a lo que debe enfrentarse solo.
Este film ha tenido sus resistencias en Italia. Una carta publicada en el diario L’Avvenire y escrita por el obispo Salvatore Izzo, instaba a la comunidad católica a obviar el estreno del último film de Nanni Moretti. Para Izzo, “no se debe tocar al Papa, la roca sobre la cual se funda la Iglesia”. Y pese a reconocer que no había visto la película (“lo de que hay que conocer antes de juzgar no viene a cuento: no tengo que tirarme desde el sexto piso para entender que podría hacerme daño"!!!), insta a los lectores de L’Avvenire a “hacer boicot en la taquilla. ¿Por qué tenemos que financiar a quién ofende nuestra religión?”. La película no versa, según Moretti, sobre la religión, sino “sobre la dificultad de estar a la altura de las expectativas”. Curiosamente, ni el Vaticano ni ningún otro miembro de la Iglesia Católica se han manifestado en contra de la película, tal vez escarmentados por el efecto contrario que tuvo hace años su rechazo a “El código Da Vinci”, un fenómeno de masas tanto es su versión literaria como en su adaptación al cine.

HABEMUS PAPA
FICHA TÉCNICA
HABEMUS PAPA (“Habemus Papam”, Italia – Francia, 2011)
Dirección: NANNI MORETTI. Producción: DOMENICO PROCACCI, NANNI MORETTI, JEAN LABADIE. Guión: FEDERICA PONTREMOLI, FRANCESCO PICCOLO, NANNI MORETTI. Fotografía: ALESSANDRO PESCI. Música: FRANCO PIERSANTI. Montaje: ESMERALDA CALABRIA. Diseño de producción: PAOLA BIZZARRI. Vestuario: LINA NERLI TAVIANI. Maquillaje: RAFFAELLA IORIO. Sonido: ALESSANDRO ZANON, SIMONE CARNESECCHI. Efectos especiales: FRANCO GALIANO, TIBERIO ANGELONI. Efectos visuales: MARIO ZANOT, FRANCESCA BAIARDI. Duración: 102'. Distribuye: GIJEF S.A.
Intérpretes: MICHEL PICCOLI (El Papa/Cardenal Melville), JERZY STUHR (El portavoz), RENATO SCARPA (Cardenal Gregori), FRANCO GRAZIOSI (Cardenal Bollati), CAMILLO MILLI (Cardenal Pescardona), ROBERTO NOBILE (Cardenal Cevasco), ULRICH VON DOBSCHÜTZ (Cardenal Brummer), GIANLUCA GOBBI (Guardia suizo), NANNI MORETTI (El psicoanalista Brezzi), MARGHERITA BUY (La psicoanalista).

ENTREVISTA A NANNI MORETTI

¿Qué quería contar en HABEMUS PAPA?
Quería hablar de un hombre frágil, el cardenal Melville, que no se siente a la altura del poder y el papel que tiene que tomar y quería hacerlo como parte de una comedia. Después quería hablar de mi personaje, del torneo de voleibol, del déficit de atención, del amor del Melville hacia el teatro. En el primer borrador de la trama aparecía una hermana actriz del Papa. Después la hemos matado y en la película sale solo nombrada. En cualquier caso, creo que esta sensación de no estar a la altura la han experimentado todos los cardenales que son elegidos Papa, o al menos así dicen.
¿Es usted creyente?
Recibí una educación moderadamente católica, sin exageraciones, pero hace unos 40 años que no lo soy. Yo no soy católico, pero mi película no ataca a los creyentes. Me siento como Buñuel, que decía: Soy ateo, gracias a Dios.
La película está claramente centrada en dos ejes: algunas secuencias se centran en el confinamiento y otras en la libertad. ¿Qué hay detrás de esa simetría en tu forma de escribir?
Quería mezclar comedia y drama en una película, el tono grotesco y el realista. El cónclave de los cardenales es inventado, pero respetamos los rituales y las liturgias de uno real. El Papa escapa del Vaticano y se pasea por la ciudad donde se encuentra en situaciones que no ha experimentado desde hace mucho tiempo. Su vagar por Roma le lleva a Melville y al público hacerse ciertas preguntas. Mientras, el psicoanalista permanece retenido en el Vaticano, donde a pesar de sentirse desorientado, se acaba encontrando a gusto al final.
La iglesia católica ha sobrevivido recientemente a una serie de escándalos y la actitud de su jerarquía ha sido criticada. ¿Por qué no están presentes estas controversias en la película?
Intento evitar contarle al público lo que espera escuchar. No me ha interesado nunca reiterar en mis películas cosas de las que el público ya es consciente. No me gusta enviar mensajes velados jugando con temas de actualidad. Respecto a los escándalos de la iglesia católica, como los financieros o la pedofilia, hay libros, documentales y artículos en los periódicos por todas partes. Prefiero no condicionarme con asuntos de actualidad. Es una historia inventada, sobre mi Vaticano, mi cónclave, mis cardenales.
¿Hay algo de Moretti en el personaje del Papa?
Hay algo mío tanto en el personaje que interpreto, el psicoanalista Brezzi, como en el Papa. Quiero subrayar que no se me ha pasado por la cabeza, ni siquiera por un instante, interpretar yo mismo al pontífice, aunque todo el mundo, cuando les decía que estaba trabajando en una película sobre un Papa deprimido, me decía: “¡Lo haces tú!”. Pero hacía falta otra persona distinta, otro personaje, otra edad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada